Siguiente Vitalidad :: Natalia Litvinova

 

Por Pablo Milani

 

Siguiente Vitalidad   

Natalia Litvinova

Editorial Audisea

2018

 

 

Natalia Litvinova: “La muerte es casi un pretexto para

escribir un libro”

 

(Gómel-Bielorrusia, 1986). Poeta y traductora. Escritora argentina de origen bielorruso. Codirige la editorial

Llantén junto a Tom Maver. Obtuvo el Premio estímulo de la Fundación Argentina para la Poesía (2017). Ha

publicado en poesía Esteparia (2010), Grieta (2012), Todo ajeno (2013), Cuerpos textualizados (en coautoría

con Javier Galarza, 2014), Siguiente vitalidad (2015) y Cesto de trenzas (2018).

 

El pasado 1º de agosto en el Centro Cultural de la Cooperación se llevó a cabo la

presentación de la 2da edición del poemario Siguiente Vitalidad, por Editorial

Audisea. En el diálogo entre hojas y poemas pasan sin ser traducidos lo

susceptible y original de la mano de Natalia Litvinova (Bielorrusia, 1986).  En la

poesía de Siguiente Vitalidad hay una retrospectiva, un dejar ser, una

inevitable relajación en cada palabra que transcurre sin que el lector casi se dé

cuenta. Natalia Litvinova aquí demuestra su arte, sus pequeñas porciones de vida

hecha de una poesía bella, deconstructiva y arriesgada. En Siguiente Vitalidad

se haya su tierra natal, su abuelo, su padre y su madre, su hermano mayor. Ellos

acompañan cada uno de los poemas sin ser molestados, por el contrario, definen

y le dan forma a la poesía de Natalia en una minuciosidad que tiembla en cada

verso. “Había una imagen que insistía”, dijo Natalia en la presentación del libro

recién editado, en el que “la muerte y la escritura iban de la mano”. Hay días que

río con mi risa triste, dice el poema Hueco en pie. En su poesía se manifiesta

una especie de sendero, de querer ir por el borde de la tristeza y a la vez se

circunscribe hacia una cierta inocencia y agradecimiento por lo vivido. Qué ganas

de volver al lugar donde nacimos / y correr con los brazos extendidos. Siguiente

Vitalidad es una demostración vital de afecto y de amor desde el comienzo

como un remolino que le da sentido al viento cada vez que lo atraviesa. 

 

 

  

Aquí no se trata de puntos inconexos, todo va hacia una misma dirección. Su

poesía conmueve sin otra misión que reconstruir y rescatar un tiempo y un

estado.  Es un libro de amor incondicional hacia su tierra y sus mayores. ¿Cómo

desaparecieron el mar / y la casa de la abuela? / Cuando los vivos van hacia la

muerte, / como un remolino, / lo arrastran todo. En palabras del escritor Martín

Sancia Kawamichi, en Natalia “hay una niña pensada por la Naturaleza”, una niña

que se anima a descubrir una puerta que da a su pasado para volver a vivirlo, “la

respiración de algo que no es el silencio”.  Siguiente Vitalidad determina el

pasado de la historia del país natal de su autora, existen la Segunda Guerra

Mundial pero sobre todo Chernóbil, hecho que ocurrió meses antes del nacimiento

de Litvinova.  Hay días blancos y negros / antes de mi nacimiento un día negro

explotó / y mi abuelo no vio más colores. Los sobrevivientes / pudieron escribir su

nombre en la ceniza y volver / a la oscuridad del hogar. El conmovedor y

exclusivo poema Un día se inició el olvido atraviesa la muerte de un ser

querido: Las partículas de tu rostro / comenzaron a desintegrarse. … / Cesaron mi

infancia y tu vejez / pero tu voz no. Siguiente Vitalidad es la perfecta

concepción de la niñez hecha poesía. En palabras del poeta Juan Carlos Mestre,

“son como manos que se encargan de aquello cuya sustancia no se sabe”.

 

 

En este poemario la distancia geográfica entre Europa Oriental y Sudamérica se

hacen bruma y le dan una nueva significación a su extensión. De la íntima

Bielorrusia hasta la agitada Buenos Aires. Desde el imponente río Sozh que

atraviesa Gómel hasta las centenarias arboledas del barrio de Belgrano. Desde su

origen, ambas superficies se entrelazan como una metáfora, en un espacio sin

fronteras y sin límites bajo la susceptible pluma de Natalia Litvinova.

 

 

El poemario fue diseñado por su editor Marco Zanger y el arte de tapa estuvo a

cargo de Ernesto Sardi. El libro comienza con una cita de la poeta y novelista

canadiense Anne Michaels: Cualquier momento dado posee una cierta contención,

está repleto de vida boquiabierta. Ese es el significado de Siguiente Vitalidad, y

más aún, la frase asume un riesgo que abarca la poesía completa de Natalia

Litvinova.